BIOPLAGUICIDA

Somos una empresa que trabaja la agricultura tradicional ecológica y cuyo objetivo es el de obtener alimentos sanos para el consumo del ser humano, siendo respetuosos con la naturaleza.

 

Por ello, una de las últimas acciones por la que hemos decidido apostar es la colocación de las cajas nido como un plaguicida ecológico.

 

 

Comenzamos en un terreno en el que se va a cultivar maíz, situando dos tipos de cajas nido: de páridos y de murciélagos.

Con la combinación de estos dos tipos de cajas nido, vamos a ir cubriendo los diferentes estados del insecto para que no proliferen desmesuradamente y pasen a convertirse en una molesta plaga.

De este modo, conseguiremos que una especie que crece en número de forma desmesurada y desproporcionada, estropeando los cultivos, sirva de alimento de otra especie en la situación opuesta, con una población en regresión y necesitada de ayuda para su supervivencia. Así, ajustamos un poco la balanza de la biodiversidad, que busca siempre el equilibrio entre especies.